LA PISCINA OLIMPICA

         

 

        El Complejo Deportivo de la Fundación Rias Do Sur habla por sí mismo. Su proyecto y construcción se ha llevado a cabo con estrictos criterios de funcionalidad y durabilidad. Desde lo general hasta lo particular, desde su ubicación y estructura hasta los espacios mas pequeños y sus acabados, aúna las principales ventajas que pudieran desearse para una instalación de este tipo.imagen google maps

 

         A 1.200 metros del centro de la Villa pontevedresa, con acceso directo desde la ciudad de Marín, y pegado al nudo de comunicaciones que conecta con la circunvalación y la autopista A-9 a Vigo, Santiago y Coruña, ofrece una alternativa seria para la práctica del deporte en un entorno de calidad a un amplio universo de población.

 

           Todo el edificio se ha dispuesto con una magnífica orientación hacia el poniente y la Ría Pontevedresa, dominándolos desde la enorme cristalera que encierra el vaso principal olímpico. La rasante del terreno, con un desnivel de más de 6 metros desde la cota cero, permite distribuir la estructura en tres importantes niveles principales -subnivel para maquinarias y equipamiento, nivel 0 de planta de piscinas, vestuarios y espacios deportivos, con separación de zonas secas y húmedas, y nivel 1, o zona de acceso destinada a administración, acceso a gradas y actividades- todo ello en una configuración exterior integrada en el paisaje y con sensación de planta única.

 

            La amplitud de espacio del vaso principal, así como la disposición de sistemas de rotura del puente térmico eficaces, que impiden la formación de vahos en la superficie acristalada, convierten la lámina de agua de la piscina olímpica en protagonista indiscutible del complejo: 50 x 25 metros, 10 calles, profundidad variable entre 1,80 metros y 2,40 metros. Más de 2.500.000 litros de agua: si hubieran de llenarse con el caudal de un grifo doméstico, llevaría más de tres meses, día y noche. Se complementa con otra piscina de 25 metros.

piscina76

piscina68

 

      

    

 

 

            Afortunadamente, ya en la fase de cimentación se dispuso en el fondo del vaso principal un generoso sistema de bocas de impulsión que cubren las necesidades de suministro y retorno del agua filtrada.

 

 

 

        Dispone de un muro móvil (proyecto diseñado  por el Socio Francisco Medina López) que permite usar el vaso olímpico, según las necesidades de cada momento, formando dos piscinas de 25 metros, o combinando calles olímpicas con calles cortas para rentabilizar el uso de la lámina de agua.

       Espacios exteriores para practica de deporte al aire libre, zonas ajardinadas, aparcamiento, siete espacios para gimnasios y salas de aparatos, cuatro pistas de squash, jacuzzi, sauna, piscinas infantiles, cafetería, biblioteca, sala de Juntas, zonas de almacenamiento, amplio graderío, gradas modulares retráctiles en el vaso principal, sala de fisioterapia, tienda deportiva, sedes de clubes…. El complejo está diseñado, teniendo en cuenta las alternancias de uso, para dar servicio a una masa superior a los 8.000 usuarios y para albergar importantes eventos deportivos de agua, permitiendo al espectador disfrutar del encuentro deportivo a la vez que domina, desde su mismo asiento, el imponente paisaje de la Ría de Pontevedra.

  

                 La disposición añadida de corredores abiertos a patios interiores -en cualquiera de los niveles de uso y actividades- permite disfrutar de luz natural hasta el ocaso, respondiendo a las máximas de sostenibilidad y ahorro energético que puedan requerirse de una instalación semejante.

 

              Los acabados están dominados por el hormigón -que simboliza la durabilidad y sobriedad- y la madera -que aporta confort y ergonomía-, cuyo predominio en el cuerpo principal de la edificación se materializa en las grandes cerchas de madera laminada que sostienen la cubierta de la zona de piscinas.

 

                El resultado no pudo ser más inspirador para la práctica del deporte, tanto de ocio y mantenimiento, como de competición.

 

 

El complejo Deportivo Rías Do Sur, en datos

 

Ficha técnica de la obra

COMPLEJO DEPORTIVO DE PONTEVEDRA

Ubicación

Pontemuiños-Lourizán s/n Pontevedra

Promotor

Fundación Rías do Sur

Propiedad

Fundación Rias do Sur

Gestión

Sidecu S L

Constructor

Tecode Galicia SAL

Redactor Proyecto

Salas, Cid, Vales, Arquitectos, SL

Colaborador: Obradoiro, SL

Dirección Facultativa

Salas, Cid, Vales, Arquitectos, SL

Colaboradores: Obradoiro, SL (ingeniería) y Ricardo Sobral Casalderey (arquitecto técnico)

Época de construcción

Octubre 2003 – diciembre 2005

Presupuesto

6.600.000,00 €

Superficie construída

9.905,57 m2

Financiación

50% Administaciones (Diputación de Pontevedra, Concello de Pontevedra, Xunta de Galicia y CSD)

50% capital privado

 

 

 

Ficha técnica de características

 

COMPLEJO DEPORTIVO DE PONTEVEDRA

 

Ubicación

Pontemuiños-Lourizán s/n Pontevedra

Propiedad

Fundación Rias do Sur

Parcela

8.536,90 m2

Superficie sótano

2.599,45 m2

Superficie planta piscinas

5.037,19 m2

Superficie planta acceso

2.268,93 m2

Superficie patios interiores

    468,94 m2

Piscina olímpica

50,80 x 25 m. con muro móvil

Piscina aprendizaje

25 x 10,5 m. con acceso para discapacitados

Guardería acuática

85 m2

Vestuarios, 8 unidades

700 m2

Gimnasios, 7 unidades

1.600 m2

Squash

4 salas

Spa

80 m2

Sauna

2 unidades

Cafetería-restaurante

160 m2

Gradas piscina

960 plazas fijas, ampliable a 1.200

Sala de lecturas

80 m2

Climatizadoras, capacidad

130.000 m3/hora

Caldera baja temperatura

420 kw

Intercambiadores placas

5 unidades, con 1.180 kw

Filtros depuración

8 unidades con 1.130 m3/hora

Trasformador de MT

630 KVA

Accesibilidad

Rampas y ascensor para 10 personas